Nunca fue tan fácil abrillantar, limpiar y pulir los suelos de mármol, te explicamos cómo hacerlo y qué productos usar.

El mármol es básicamente una piedra compacta de origen calizo que sometidas a altas temperaturas y presiones, alcanzan un alto grado de cristalización, lo que produce en muchos casos la aparición de impurezas (vetas o salpicaduras) que aportan al material su característica estética heterogénea.

Este material se ha utilizado desde la antigüedad, teniendo igual protagonismo en la actualidad tanto en decoración de interiores, revistiendo paredes y suelos, como para su uso en la fabricación de encimeras, y objetos ornamentales, por su dureza y atractivo estético.

El mármol tiene unas características y propiedades positivas que te mencionaremos antes de explicar algunos consejos sobre cómo limpiar, pulir o abrillantar el suelo de mármol.

Ventajas de los suelos de mármol

¿Por qué deberías usar suelos de mármol? Sus principales ventajas son:

  • Diversidad: La variedad del mármol te posibilita crear distintas superficies, con diferentes gamas de colores, creando suelos únicos y originales.
  • Resistencia: La capacidad de resistencia del mármol le hacen un material idóneo para el revestimiento de suelos, otorgándole una mayor durabilidad respecto a otros.  El mármol es uno de los pocos materiales que por mucho que se estropee o ensucie, se puede pulir, reparar y tratar quedando como el primer día.
  • Versatililidad: Los suelos de mármol son perfecto para todo tipo de superficies, pueden adaptarse tanto a interiores como exteriores y con distintos tipos de acabamos (pulido, apomazado, envejecido o en bruto). El mármol aguanta perfectamente la humedad y los cambios de temperatura.
  • Ideal para sistemas de calefacción bajo el suelo: Al tratarse de una piedra natural es un buen medio de transmisión del calor, por lo que en casos de sistemas de calefacción bajo el suelo es muy práctico utilizarlo.
  • Estilo, belleza y distinción: El suelo de mármol origina espacios y ambientes con estilo y distinguidos, todos únicos gracias a su belleza natural.

Para que  cualquier superficie elaborada con mármol siempre luzca como el primer día en este artículo te enseñaremos a abrillantarlo.

Causas de la pérdida de brillo del mármol

El brillo del mármol puede desaparecer paulatinamente con el paso del tiempo por distintas causas. Una de ellas, y la más importante, es la suciedad que entra por las ranuras y poros. Otra puede ser causada por la falta de limpieza continuada, así como hacerla de manera incorrecta.

Cómo limpiar el suelo de mármol

 

Cómo limpiar y abrillantar el mármol

El procedimiento de abrillantar mármol se utiliza para devolver el brillo a las superficies de este material. Dentro de este proceso se incluye la limpieza del mármol, que es la eliminación de manchas superficiales en este tipo de superficies.

El abrillantado es la acción de cristalizar el mármol para devolverle el brillo, proceso más superficial que el pulido, lo que no ofrecerá los mismos resultados si la superficie a abrillantar tiene grietas, está desnivelada o dañada. Es aquí cuando habrá que utilizar el pulido de mármol

Cómo limpiar el suelo de mármol: principales ventajas del mármol

 

Solución para conservar el brillo diario:

Para la conservación del brillo en los pavimentos de mármol recomendamos una limpieza diaria con una mopa rociada con el producto limpiador para mopas ORO o para la limpieza y mantenimiento semanal con la fregona el abrillantador para mármol y terrazo Caselli. Para abrillantar mármol obteniendo un gran brillo, las máquinas rotativas son la mejor opción, ya que intervienen en todas las fases:

  1. Pulido.
  2. Decapado.
  3. Fregado.
  4. Cristalizado-encerado.
  5. Las máquinas rotativas están equipadas con un plato rotatorio con soportes intercambiables para lanas de acero, discos de lana o fibras y cepillos circulares de nylon.

Muchas disponen de depósito para la utilización de productos líquidos como ceras auto-brillantes y antideslizantes, productos selladores y cristalizadores.

Cuando el material se haya ido deteriorando con el tiempo y esté deformado o maltratado, se utiliza el pulido de mármol.

Con lijas para pulir mármol se trabaja la superficie y ésta puede llegar a perder unos milímetros, igualando así la zona con el resto de la superficie. A su vez, a través del pulido se eliminan deformaciones de pisadas, arañazos, etc. que aparecen en los lugares de paso o con mayor afluencia o tránsito.

¡Si te ha gustado valora nuestro artículo!

Cómo limpiar el suelo de mármol
4.8 (95%) 8 voto[s]