Aceite para terracota Monestir acabado brillo rústico

Inicio/Tratamiento de pavimentos y superficies/Tratamiento: Barnices y protectores/Aceite para terracota Monestir acabado brillo rústico

Aceite para terracota Monestir acabado brillo rústico

Desde: 9,32  Desde: 7,93 

Aceite para terracota Monestir de acabado brillo rústico.

Descripción

Aceite para terracota

Aceite ideal para proteger tus suelos de terracota de interior por el método tradicional, es decir, con un solo producto que sirve de tratamiento base y como terminación.  Facilita la limpieza en materiales muy rugosos y protege sus suelos del desgaste. Ideal para renovar los tratamientos antiguos sin necesidad de decaparlos.  No envejece con el paso del tiempo ya que permite que las piezas transpiren.

Características del aceite para terracota

– Protege tus suelos contra todo tipo de manchas domésticas.
– Ideal como tratamiento y como acabado.
– Secado rápido y sin olor residual.
– Nutre el barro realzando la tonalidad natural de las piezas.
– Proporciona al suelo un tacto suave y un acabado sedoso.

Consejos para usar el aceite para terracota

– Es altamente resistente al desgaste, por eso es aconsejable incluso para lugares sometidos a un uso intensivo.
– Facilita la limpieza en materiales muy rugosos y protege sus suelos del desgaste.
– Es un producto autobrillante por lo que no es necesario frotar para conseguir brillo. Aplicación sencilla y secado rápido. Efecto antihuellas.
– Ideal para realzar el tono y renovar el brillo de sus pavimentos sin necesidad de decapar los tratamientos antiguos. Gran capacidad de adherencia. Ideal para suelos nuevos y antiguos.
– Permite que las piezas transpiren por eso mantiene la sensación de calidez del barro.
– No se exfolia, ni se amarillea ni se ennegrece. No envejece con el paso del tiempo.
– Crea un Efecto Antigrasa. Evita la acumulación de suciedad facilitando la limpieza y el mantenimiento ordinario del suelo.

Cómo aplicar el aceite para terracota

Este aceite para terracota se aplica puro, sin diluir. El proceso es el siguiente:

1º- Aplicar el aceite directamente con el suelo perfectamente limpio y seco.
2º- Tras esto, aplicar una 1ª mano generosa y uniforme, y dejar secar 24 horas.
3º- Al día siguiente aplicar una 2ª más estirada.
4º- 24 horas después se aplicará una 3ª mano para conseguir un acabado y una protección definitiva.

¿Te ha gustado? Valora este artículo
(Votos: 2 Promedio: 3)

Información adicional

Tamaño

, , ,

También te recomendamos…